jueves, 29 de septiembre de 2011

Como pompas de Jabón





Hablando con una de mis mejores amigas llegamos a la conclusión
de que en realidad el verdadero amor no perdona,
pero simplemente porque dentro de él no existe NADA
que lastime de tal manera que necesite perdón.


...Si el amor es verdadero, no se quiebra no abandona...