lunes, 18 de enero de 2010

It's magic...you know


Por el centro todos conocen la historia del mas pillo y la mas bella del condado. Y aunque tiene momentos de poca gloria es un cuento que merece ser contando. Cuando el amor se tomo unas vacaciones,la vida le dio milonga y el bailo... nunca le dijo que no a otros rocanroles.
Pero Steve Ray Vaughan fue testigo de esa magia que los condeno a vivir eternamente entre el tedio y la pasion, el instinto y la razon, entre la perseverancia y la cruel resignacion.
Esa magia que nos los va dejar ser dos amantes del monton

Ninguno de los dos creia en el destino y este cemento para hacerse notar, les va poniendo mas piedras en el camino. Pero yo me juro fiel testigo de esa magia que ellos seguiran compartiendo eternamente entre el tedio y la pasion, el instinto y la razon, entre la perseverancia y la cruel resignacion.

Esa magia que nos los va dejar ser,
nunca los va dejar ser dos amantes del monton.



Historias - Las Pastillas del Abuelo

martes, 12 de enero de 2010

Mas herido que asustado, menos triste que atontado en la avantpremiere de esta resaca extra large. Vos pedis cambiar de aire, yo no se cambiar la cara. Vos corres el doble y yo te espero la mitad. Siento una tremenda topadora haciendo la vertical encima de este corazon. Venderia cara esta derrota pero mi coraje cabe en la pestaña de un raton. Y no puedo respirar y tengo 40.000 de fiebre un minuto antes de dejar de quererte. Y me duele la ciudad y tengo un arpon entre los dientes un minuto antes de dejar de quererte. Y es que estas ganas de irse llegaron para quedarse, le prometen besos brujos a mi soledad. Nos debemos ese antojo y aprender a bailar tango, si es que en otra vida nos volvemos a olfatear... y tus manos no me escuchan y mis labios no quieren ni verte un minuto antes de dejar de quererte. Y mi olvido no te olvida y mis miedos me desean suerte un minuto antes de dejar de quererte. Siento que me llenan la cara de dedos, la penumbra del deseo y las ampollas de este adios. Y no puedo masticar y tengo 50.000 de fiebre un minuto antes de dejar de quererte. Y me duele la ciudad y tengo tu nombre entre los dientes un minuto antes de dejar de quererte.


Ivan Noble - Un minuto antes de dejar de quererte